Un cambio de paradigma. La cantidad de datos que circulan por las redes e Internet son cada vez mayores, junto a la potencia de procesamiento y el espacio de almacenamiento, que están llevando a una nueva concepción de la nube, con arquitecturas IT cada vez más flexibles, sólidas y autónomas, que puedan llegar a cualquier lugar para procesar los datos.

Los nuevos dispositivos IoT (Internet de las Cosas) están demandando un mayor ancho de banda que excede al concepto tradicional de la nube. Los datos deben procesarse en el lugar de extracción para multiplicar su valor. Este desarrollo está modificando las estrategias de las empresas, con la implementación de aplicaciones locales que buscan una mejor experiencia de usuario, pero enfrentándose a restricciones, en términos de latencia o de ancho de banda, por ejemplo.

Las soluciones Edge Computing son una respuesta a estos nuevos desafíos, una tecnología disruptiva, una nueva arquitectura IT diseñada con centro de datos más resilientes, ampliando la potencia de la nube de un modo seguro. Sitúan las funciones de adquisición y control de datos, el almacenamiento de contenido de gran ancho de banda y las aplicaciones, más cerca del usuario final.   

Cisco HyperFlex se ha unido a APC by Schneider Electric en respuesta a los nuevos retos, mediante soluciones integradas, simplificando el despliegue de las infraestructuras hiperconvergentes. De este modo, se reduce la congestión de la red, los IoT de las empresas son más potentes, se transforma la computación de la nube en una arquitectura distribuida, haciéndola más disponible y flexible.

La APC de Schneider Electric consigue que la capa física de sistemas IT de los data centers Edge sea más rápida, sencilla y menos costosa de diseñar, pudiendo ser adquirida e implementada en cualquier lugar y ambiente.

Son escalables y minimizan el espacio y el uso de la energía de los centros de datos. Una experiencia manejable, compatible para sistemas de IT hiperconvergentes, segura y rápida. Cisco ha transformado el escenario IT con una hiperconvergencia completa, una gestión y explotación más flexible que nunca.

Son soluciones integradas de Micro Data Center que cuentan con las tecnologías y el expertise de dos compañías líderes en el sector – que aseguran la calidad y fiabilidad de la infraestructura-, simplificando y acelerando los despliegues del Edge. Multiplican la potencia de computación y las capacidades de almacenamiento en la periferia de la red, reduciendo así el tiempo de transporte y aumentando la disponibilidad.

Estas soluciones Micro DC preintegradas para Edge Computing, reducen el tiempo de implementación y coste. Con las tecnologías de hiperconvergencia se consiguen arquitecturas personalizables, que combinan computación, almacenamiento y redes en un mismo appliance.

Esto hace que las organizaciones se ahorren costosos desarrollos en diseño e implementación, al ser soluciones preinstaladas, validadas y orquestadas, que están listas para funcionar.

Hablamos de las tecnologías que marcarán la próxima década, pues el despliegue de los datos y la necesidad de analizarlos en tiempo real y en el mismo lugar donde son recogidos, están creciendo exponencialmente. La transformación digital empuja a las organizaciones a adoptar sistemas Edge, con arquitecturas distribuidas que superen las restricciones.

Sistemas integrados de Micro DC, alineados con los nuevos paradigmas de centros de datos, facilitan a las empresas adoptar un enfoque multi-cloud para sus retos, con modelos distribuidos que puedan optimizar el análisis. La aceleración de la nube es hoy una prioridad para estos negocios e industrias, que deben responder a los desafíos con agilidad, coordinación, en detalle y exactitud, en cualquier aplicación, escala y cloud. Plataformas simplificadas como las que ofrecen Cisco y APC by Schneider Electric, combinan computación, almacenamiento, redes y seguridad como respuesta óptima a las necesidades de la próxima década.

APC by Schneider Electric y Cisco